Lunes, 25 de Septiembre de 2017 Actualizado: 02:41 h.
Buscar

La popularidad de Emmanuel Macron se desploma a toda velocidad

El índice de desaprobación del presidente de Francia ha aumentado del 43 al 57 por ciento. Su aceptación entre los ciudadanos ha perdido 14 puntos en tan solo un mes. 

Emmanuel Macron sigue perdiendo popularidad en Francia. Un nuevo sondeo apunta que la aceptación del joven mandatario va en caída libre. Según el estudio publicado recientemente por el semanario Le Journal du Dimancheel 57% de los ciudadanos franceses se manifiestan en descontento con la gestión del líder del partido centrista.

El sondeo, realizado por el instituto francés Ifop a 1.023 personas representativas de más de 18 años, entre el 25 y 26 de agosto, indica que Macron ha caído 14 puntos en las encuestas desde el pasado mes de julio, cuando ya se habían encendido todas las alarmas por el llamativo desplome en la aprobación del nuevo presidente. En concreto, los números expresan que el 40% de los franceses declara sentirse "más bien satisfecho" con el gobierno, mientras que tan solo 4% del grupo total dice estar "muy satisfecho". Con relación a las categorías de desaprobación, el 37% se ubica en "más bien insatisfecho" y otro alarmante 20% en "muy insatisfecho”.

Pero no solo el Jefe de Estado ha ido recorriendo un camino hacia el abismo popular. En el informe también se registró un descenso en la aprobación del primer ministro Edouard Philippe, quien en el mismo periodo de tiempo bajó desde el 56% al 47% la satisfacción de los de ciudadanos, lo que significa un desplome de 9 puntos.

Según el Ifop, Emmanuel Macron ha perdido su popularidad por igual entre jóvenes y mayores, entre funcionarios y profesionales superiores como entre los obreros.

Entre las múltiples razones que la publicación señala como detonantes en la perdida de afectividad de los franceses con su mandatario, destacan principalmente las primeras medidas fiscales adoptadas por el líder, que han afectado a los jubilados; y a este hecho además habría que sumarle el discutido recorte de algunas ayudas sociales y por supuesto, la polémica reforma laboral.

Así mismo, llama especialmente la atención como la impopularidad de Macron ha ido tomando fuerza entre la población gala sin distinguir de preferencias partidistas. En ese sentido, el sondeo expone que el descontento se ha encrudecido por igual tanto entre los simpatizantes de izquierdas como entre los de derechas, aunque sea por motivos diferentes.

Según el semanario dominical, la creciente caída de Emmanuel Macron marca un fenómeno político sin precedentes en la República Francesa. Las cifras no habían llegado a ser tan escandalosas desde hace más de dos década, cuando el centroderechista Jacques Chirac cayó 20 puntos en las encuestas, entre mayo y agosto de 1995.