Lunes, 25 de Septiembre de 2017 Actualizado: 02:35 h.
Buscar

El PSOE demanda a Mariano Rajoy que dimita a la presidencia por dignidad

El partido socialista atacó al presidente durante su intervención en el Congreso, la misma en la que él se mofó de la oposición por no poder vencerlo en las urnas.

Tal y como había anticipado el martes MUNDIARIO, el PSOE aprovechó la comparecencia de Mariano Rajoy ante el Congreso de los Diputados para exigirle su dimisión como jefe de Gobierno ante los cada vez más sonados y constantes casos de corrupción en los que se ve envuelto su partido. El partido socialista había dejado ver mediante Margarita Robles, su portavoz en la Cámara, que le pediría a Rajoy que siguiera el ejemplo de Esperanza Aguirre y diera un paso al costao, aceptando así su responsabilidad en la trama Gürtel, en el caso del presidente.

 

Fue precisamente Robles la encargada de reprocharle a Rajoy su condición de "presidente bajo sospecha". "España necesita un presidente creíble, no un presidente que dé lecciones de derecho administrativo. Usted se ha atrincherado en La Moncloa, para que no salgan los casos de corrupción. Le voy a pedir que asuma responsabilidades políticas y que dimita, como le ha pedido el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez", se pronunció la vocera. Sánchez, vale decirlo, no estaba en el lugar pues renunció a su escaño de diputado en octubre, cuando la guerra civil de su partido por abstenerse o votar no a una nueva legislatura de Rajoy le costó su puesto.

 

"Con sus silencios y omisiones ha demostrado una convivencia o tolerancia con la financiación de su partido que investiga los tribunales", agregó Robles. La exmagistrada también le criticó por no intentar "recuperar ese dinero", sino encima tener el descaro de pretender aprobar una amnistía fiscal, la cual fue rechazada por el Tribunal Constitucional. "El Constitucional le dijo al Gobierno en esa sentencia que se habían vulnerado los derechos de todos los ciudadanos de contribuir proporcionalmente a sus recursos económicos", alargó.

Posteriormente, Robles también criticó a Rajoy por considerar que se está aprovechando de la situación en Cataluña para hacer olvidar la corrupción. "No haga como otros presidentes que en los tiempos de Banca Barcelona se envolvieron en las banderas para tapar la corrupción", dijo en referencia al expresidente catalán Jordi Pujol.

Durante su comparecencia, Rajoy intentó no decir los nombres clave de esta trama, consciente de que eso alborotaría todavía más el lugar. En cambio, se dedicó a presumir su trabajo como presidente y la labor de su administración, llegando incluso a decir que lo que sentía la oposición era un "celo inquisitorial" hacia el PP y nada más, pues los ataques no eran nunca a su Gobierno. Respecto a su salida del Ejecutivo, el de Santiago de Compostela dijo que si de verdad quieren tumbarlo y derrocarlo, que lo hagan en las urnas. El presidente no está dispuesto a salir de donde está por más que se le presionen desde todos los frentes.